Consejos para las famílias

 

Hay experiencias que jamás se olvidan. Hacer un nuevo mejor amigo y reencontrarse con los viejos al cabo de mucho tiempo. Aprender cosas completamente nuevas y descubrir que eres mucho más valiente y fuerte de lo que pensabas. Todas ellas son experiencias que los jóvenes merecen vivir en los casales, colonias y campamentos este verano. Conoce aquí los beneficios de la educación para el ocio, las medidas de seguridad para este verano 2020 y la información práctica necesaria a la hora de apuntar a los niños y jóvenes a las actividades de ocio del verano 2020.

Por qué inscribir a niños y jóvenes en las actividades de ocio este verano

 

Este verano, educación para el ocio o “educación en el tiempo libre” más que nunca

 

La educación para el ocio o “educación en el tiempo libre” cuenta con una larga tradición y un sólido arraigo en nuestro país. Y es una herramienta educativa con un protagonismo muy especial durante las vacaciones escolares. Actividades como casales, colonias, acampadas o campamentos, rutas y campos de trabajo ayudan al crecimiento integral de niños y adolescentes y les dan la oportunidad de disfrutar de un ocio o tiempo libre de calidad mientras continúan aprendiendo y adquiriendo nuevas competencias. Unos aprendizajes y unas competencias tan importantes como los de la educación formal.

 

Por otra parte, las actividades de educación para el ocio o “educación en el tiempo libre” son también una herramienta muy potente de transmisión de valores inclusivos como la solidaridad, la cooperación, la ayuda mutua o el compromiso. A la vez, son un gran instrumento de inclusión social, especialmente durante las vacaciones de verano, en las que la escuela deja temporalmente de actuar como agente compensador de desigualdades. Así, durante estos meses, la educación para el ocio o “educación en el tiempo libre” puede ayudar a mejorar las condiciones en las que niños y adolescentes de entornos socio económicos desfavorecidos pasan las vacaciones.

 

Por ello, en el Govern trabajamos para que todos tengan la oportunidad de participar en las actividades de ocio, que este verano son más necesarias que nunca, sobre todo porque:

 

• Pueden contribuir a compensar algunos de los déficits educativos y relacionales que afectan a nuestros niños y jóvenes después del confinamiento.

• Pueden acompañarles en el proceso de asimilación de la experiencia vivida.

• Pueden ser útiles para la adquisición de nuevos hábitos y rutinas de higiene y autoprotección.

 

Así, la campaña de este verano debe permitir a niños y jóvenes recuperar las interacciones sociales, reencontrarse con la naturaleza y los espacios abiertos, ir dejando atrás la monotonía y la tensión de todos estos meses (quizá también el dolor por la pérdida de un ser querido), etc. Se trata, en definitiva, de ofrecerles un poco de aire. Y también de conectar con la situación vivida y ayudarles a exteriorizar y empezar a superar los miedos, angustias e incertidumbres que les han acompañado durante esta larga etapa de excepcionalidad. En este sentido, la metodología propia de la educación para el ocio la convierte en un instrumento ideal para trabajar esta tarea de acompañamiento y apoyo emocional, y también de escucha activa de sus inquietudes, dudas y miedos (además de sus ideas y propuestas).

 

Por todas estas razones, desde el primer momento, los actores que somos parte implicada en el impulso y la organización de las actividades de educación para el ocio (las administraciones, el asociacionismo educativo voluntario, el tercer sector, las empresas de ocio…) hemos estado trabajando coordinadamente para que la campaña de este 2020 se pueda llevar a cabo. Pero es evidente que no podrá ser como la de años anteriores: este verano hemos establecido nuevas medidas de prevención, seguridad e higiene. Son medidas discutidas y trabajadas con el sector y, lo que es aún más importante, supervisadas y aprobadas por las autoridades sanitarias y de protección civil. Medidas, en definitiva, que deben servir para dar las máximas garantías de seguridad y de protección para los niños y adolescentes, para las personas que los cuidan y para el conjunto de la ciudadanía.

 

El resultado del trabajo de estos últimos meses es una oferta de actividades muy extensa y completa, que nos hemos esforzado en hacer accesible al mayor número de familias. Todo el mundo ha puesto lo mejor de sí mismo para conseguirlo y poder construir esta campaña tan singular. Y ahora, confiamos que sea merecedora de vuestra confianza y que os animéis a participar en ella.

Cómo velamos por la seguridad de niños y jóvenes

 

Te mostramos los protocolos específicos que se han preparado para las diferentes modalidades de actividades de verano para que sean seguras en el contexto de la COVID-19.

 

Protocolo específico para colonias ico_pdf  [0,6Mb]
Protocolo específico para campamentos (incluye rutas y campos de trabajo) ico_pdf  [0,5Mb]
Protocolo específico para casales de verano ico_pdf  [1Mb]

Qué requisitos hay que cumplir para inscribir a los niños y jóvenes

 
¿Qué significa tener el calendario vacunal al día? ico_pdf [0,3Mb]
En el momento de realizar la inscripción, la entidad organizadora os indicará que es altamente recomendable tener el calendario vacunal al día. En esta guía os explicamos qué significa y cómo comprobarlo.

Modelo de declaración responsable // Vive al máximo el verano de forma responsable

 
Declaración responsable famílias [0,1Mb]
Te mostramos el modelo de declaración responsable que la entidad organizadora te pedirá que cumplimentes y firmes junto con el formulario de inscripción.
 
Listado de comprobación de síntomas. ico_pdf [0,1Mb]
En el caso de los casales de verano, cada mañana, cuando el niño entre, te preguntarán si le has realizado la comprobación de síntomas que aparecen en este listado y si tiene fiebre.